14 octubre 2010

Por favor, no caigamos en localismos.

En este momento UPyD está inmerso en la celebración de elecciones primarias para elegir a los cabezas de lista a los ayuntamientos y municipios en los que el partido tiene intención de presentarse el año que viene. Durante los meses venideros – hasta el Mayo próximo – estaremos inmersos en actos, precampañas y campañas autonómicas y municipales.

Pero que este hecho no nos haga perder el horizonte. Unión Progreso y Democracia es un partido con vocación netamente nacional. UPyD no nació para solucionar los problemas locales de unos pocos. UPyD se fundó para resolver los grandes problemas de la política nacional, los que afectan a la mayaría de los españoles. No olvidemos que solventando los males comunes de España, se arreglarán muchos de los problemas particulares.


Estoy seguro de que estas próximas elecciones locales van a ser un buen escaparate y que el conocimiento de UPyD por parte de los ciudadanos va a aumentar sustancialmente. Vamos a ganar en presencia pública y sobre todo (y nos hace falta) mediática. Por estos motivos es necesario presentarse.

Pero nuestro objetivo tiene que ser las elecciones nacionales del 2012. Los ciudadanos nos van a juzgar, en parte, por lo que hagamos en los ayuntamientos en los que obtengamos representación. Por eso tenemos que estar muy seguros de donde nos vamos a presentar. Sólo donde haya un equipo que lleve un tiempo trabajando, con unos afiliados claramente identificados y comprometidos con las ideas del partido, sólo allí debemos presentar una lista.

Evitemos el presentarnos por presentarnos. Sólo así escaparemos de la posibilidad de que se cuelen en nuestras listas personajillos que sólo quieren UPyD para su lucimiento y enriquecimiento personal. Cualquier error que cometamos lo podemos pagar caro. La sociedad está harta de los políticos, tenemos que demostrar que somos diferentes.

Evitemos hacer programas electorales municipales y autonómicos calcados a los de otros partidos. Con cientos de propuestas. Con brindis al sol sobre proyectos que al final no se llegan a realizar. Programas con infinitas promesas que nunca se llegan a cumplir. Los programas electorales de UPyD sólo deben contener aquellas propuestas que sepamos que vamos a cumplir. No olvidemos que se trata de contratos que hacemos con los ciudadanos. Si hay dudas de que vayamos a poder cumplir una promesa, es mejor que ésta no vaya en el programa electoral.

Quizás es simplificar mucho las cosas, pero el programa electoral debería ser el programa marco que el partido apruebe con un único punto adicional: sentido común y profesionalidad. Sentido común y profesionalidad para decidir sobre los temas locales con los que nos tocará lidiar cuando estemos en los ayuntamientos. Sentido común y profesionalidad para decidir, por ejemplo, dónde debe ir una parada de autobús o si se debe cambiar el sentido de circulación de una calle.

En definitiva, evitemos caer en localismos. UPyD no está para eso. Para eso ya están otros.

Nos leemos.

1 comentarios:

Rosso dijo...

Estoy de acuerdo, pero presentándose a unas muncipales los temas locales van a estar siempre presentes. No se puede arreglar España desde el ayuntamiento de Leganés! Por cierto, me ha parecido acertado que se establezca un límite para presentarse solo en poblaciones medias o grandes. ¿Qué opinas sobre presentar candidatura en municipios relativamente pequeños pero con un grupo local de afiliados asentado? ¿No crees que en esos sitios es donde más peligro hay de "localismos"? Un saludo.