27 septiembre 2010

Un motivo para cambiar la ley electoral

Hace un par de días escribí en este blog sobre como una vez más el Gobierno había vendido a los nacionalistas del PNV algo que afecta a todos los españoles (en este caso la gestión de las políticas activas de empleo), simplemente a cambio de asegurarse su permanencia en el poder.

Que nadie piense que esto no pasará si el Partido Popular gana las elecciones generales en año y medio. Tenemos claros ejemplos en el pasado de que los populares, cuando lo han necesitado, han echado de los nacionalistas para mantenerse o acceder al poder. Que nadie se deje engañar por el - a veces - beligerante discurso del PP contra los nacionalistas.

Por esto es por lo que es imprescindible un cambio en la ley electoral. No se puede permitir que unos partidos que representan a un escaso porcentaje de la población y que sólo piensan en el beneficio de sus pequeños mundos se aprovechen de gobiernos nacionales débiles.


Es verdad que en las reformas electorales planteadas por partidos como UPyD o IU los grandes perjudicados eran los dos grandes partidos nacionales. Los nacionalistas, aunque bajaban algo, permanecerían más o menos como están. El cambio importante se produce con los partidos nacionales pequeños, que lograrían una mayor representación. De esta manera las negociaciones se podrían producir entre partidos que tienen como objetivo principal el bienestar del conjunto de los españoles.

Y todo esto sin entrar en que lo justo y democrático es que el voto de las personas valga lo mismo independientemente del lugar en el que voten. Una persona, un voto.

Resumiendo: uno de los principales problemas de la gobernabilidad de España (y que tiene repercusiones en otras muchas cuestiones) es esta injusta ley electoral que tenemos. Me gustaría que los ciudadanos tuvieran en cuenta la reforma de la ley electoral a la hora de elegir el partido al que piensan votar en las próximas elecciones, tanto nacionales como autonómicas y locales. Ni PP ni PSOE van a hacer nada por cambiarla. Ya lo han demostrado en el Parlamento, tumbando propuestas de UPyD e IU.

Muchos españoles se quejan de lo injusta que es la ley electoral, pues ya es hora de pensar en retirarle el voto a aquellos partidos que no tienen intención de cambiarla. Tras las elecciones municipales y autonómicas UPyD condicionará su apoyo (entre otras grandes cuestiones nacionales) a un compromiso de reforma de la ley electoral .

Nos leemos.

2 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Ciudadano Quien, yo 'no me canso de decirlo' (ya toca que lo repita otra vez). De las chiquicentasmil cosas por hacer, ESA es la primera. Pero...
Un saludo

Ciudadano Quien dijo...

Hola Carlos.
Pienso que alguno de los que tanto se quejan de la ley electoral, deberían irle retirando el voto a los partidos que no quieren cambiarla. Pero luego viene lo del dichoso voto útil.

Nos leemos